La ley 25/2013 de 27 de Diciembre de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable de facturas en el Sector Público, nos deja un importante norma referente a la clasificacion de contratistas, ya que modifica el apartado 1 del artículo 65 del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público.

Dicha modificación establece que en los contratos donde NO sea exigible la clasificación por el volumen de licitacion de la obra o servicio, la clasificación del empresario en el grupo o subgrupo que en función del objeto del contrato corresponda acreditará su solvencia económica y financiera y solvencia técnica para contratar. En tales casos, el empresario podrá acreditar su solvencia indistintamente mediante su clasificación como contratista de obras en el grupo o subgrupo de clasificación correspondiente al contrato o bien acreditando el cumplimiento de los requisitos específicos de solvencia exigidos en el anuncio de licitación o en la invitación a participar en el procedimiento y detallados en los pliegos del contrato.

Lo que viene a indicarnos dicho precepto, es que, el estar en posesión de la clasificacion empresarial como contratista de obras o servicios, el certificado de clasificación de empresa nos servirá para demostrar ante todas las administraciones públicas nuestra solvencia economica, tecnica y profesional a la hora de participar en cualquier tipo de licitación; sin necesidad de presentar ninguna otra documentacion que justifique nuestra solvencia, con el consecuente ahorro en tramitacion de documentacion y preparacion de dichas licitaciones, tanto para concursos en los que exigen clasificacion como en los que NO es exigida.

Pongase en contacto con nosotros para realizarles un estudio gratuito de posibilidades de clasificacion, pues su Empresa más tarde o más temprano necesitará la clasificación como contratista de obras o servicios del Estado.